viernes, 16 de diciembre de 2011

Algo especial que me hace feliz :)

Una relación distinta, en la que conoces a una persona por una simple tontería. Te da vergüenza, pero la llamas, y ese mismo día te quedas unas dos hora hablando por teléfono. Tiempo suficiente para saber como es esa persona. A partir de ahí, todo se hizo grande, creció, creció tanto hasta llegar a ser mi mejor amiga. Pasamos una noche alucinante, donde reimos, nos desahogamos, nos pusimos nuestros mejores vestidos y tacones, y nos echamos mil kilos de pintura, acabamos de arreglarnos a las 2, y empezamos a hacernos fotos, y con las horas a hacer más y más tonterías cada vez. Hablamos de todo lo que pudimos. Fue una noche inolvidable. Después nos juntamos en el mismo grupo de amigas, eramos como carne y uña. Tuvimos 12 días estupendos juntas en Cádiz en donde hicimos cosas increíbles. Después del verano, algó sucedió que nos distanció, yo echaba de menos esa chica con la que hacía locuras, con la que podía contarle todo y me entendía, la echaba de menos. En ese tiempo, fue suficiente para que ella pudiera encontrar a alguien mejor, o que lo pasase mejor su lado, su mejor amiga. Ahora nosotras tenemos una relación especial, algo distinto, pero la quiero, mucho.


3 comentarios:

Laura Jones dijo...

Es muy bonito el post. te lo as currado mucho, se ve que le tienes aprecio! estoy esperando ansiosa otra entrada tuya! pasate por mi blog, ya he actualizado!
:D
besos desde atrevimientobesoverdad@blogspot.com

- G dijo...

Bueno Marta, que se me acaban las palabras contigo...
Ya sabes todo lo que significas en mi vida. Y que aunque no lo creas, yo te sigo queriendo como el primer día, incluso más diría yo. Tú eres la que me ha enseñado a que hay que plantarles cara a los problemas y mostrarles tu mejor sonrisa. Tú eres la que siempre ha estado ahí, recogiéndome cuando estaba tirada y sin fuerzas. Tú eres la que me ha ayudado en todo momento. Eres tú y sólo tú.
Que con sólo verte sonreír me das las fuerzas que necesito para tirar hacia delante, que me contagias de alegría con sólo ir tu risa, que con sólo tus abrazos me siento la persona más afortunada del mundo, que río y soy yo misma sólo con tus tonterías.
Te necesito y te quiero como a nada en este mundo, aunque no te lo demuestre cómo debería hacerlo. De verdad, no sé cómo explicar lo cómoda que me siento a tu lado, la confianza extramada que me demuestras y que hace que hablar contigo sea uno de mis pasatiempos favoritos. Que tú y yo estamos conectadas de una manera especial, y eso nada ni nadie lo va a poder negar nunca.
Así que, créeme cuando te digo que en mi vida tú eres lo más valioso.

M. dijo...

Muchas gracias Laura, es imposible no tener aprecio a esa niñña :)
Es taan tan tan... PERFECTA <3